Jaime Guerrero

Ante el aumento de feminicidios en la entidad, la diputada de Morena, María de Jesús Melgar Vásquez, exhortó a la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim) para que determine la activación de la Alerta de Violencia de Género en el estado de Oaxaca.

Durante la sesión ordinaria, argumentó que Oaxaca dejó de ser una entidad segura para las mujeres, mientras que las autoridades de procuración de justicia del Estado son ineficaces e insuficientes para poder hacer frente a ese mal social.

Citó como ejemplo que en los últimos sexenios se registraron 283 y 527 feminicidios, respectivamente, sin que se tomen medidas correspondientes.

El pasado 3 de junio de 2017, el defensor de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPPO) realizó la solicitud para la activación de la Alerta de Género en Oaxaca ante el Instituto Nacional de la Mujer y, como consecuencia, se formó un grupo de trabajo encargado de estudiar la situación en el estado, en cuanto a la violencia feminicida y demás tipo de violencia que sufre el género femenino.

Resultado de ese análisis, se emitieron recomendaciones hacia el gobierno local, tanto de carácter legislativo como administrativo, para la adecuada implementación de políticas públicas tendientes a combatir la violencia de género en todas sus vertientes.

En medio de ese escenario adverso para las mujeres en Oaxaca, Melgar Vázquez reprobó que en la actual administración se contabilicen 144 casos de asesinatos de mujeres en la entidad y un solo sentenciado por este delito.

Según su análisis, hay un promedio de 2 feminicidios semanales, “por tanto, las recomendaciones del Grupo de Trabajo formado con motivo de la solicitud de Alerta de Gé- nero no han tenido efecto”.

Melgar Vázquez lamentó que, pese a las recomendaciones emitidas desde hace cuatro meses, la violencia en contra de la mujer se incrementó, y los asesinatos de mujeres en Oaxaca aumentan en lugar de disminuir.

“De ahí la urgencia de activar la Alerta de Género, dado que este problema social superó la capacidad del Estado y se necesitan apoyos de instancias federales, con el objetivo de proteger el mayor número de vidas, pues el término puede seguir esperando, pero las vidas no”.

Recalcó que la activación de la Alerta de Género en el Estado de Oaxaca no es una opción, sino una necesidad, tal como ya ocurrió en otras siete entidades como el Estado de México, Morelos, Michoacán, Sinaloa, Chiapas, Nuevo León y Veracruz.

La Alerta de Violencia de Género es un conjunto de acciones y medidas gubernamentales por parte de los tres órdenes de gobierno para prevenir, eliminar y erradicar la violencia feminicida (tomando las siguientes medias):

Establecer un grupo de autoridades inter-institucional, con perspectiva de género, que dé seguimiento a dicho fenómeno; implementar las acciones preventivas de seguridad y justicia para enfrentar y eliminar la violencia feminicida.

Elaborar reportes e indicadores de la violencia feminicida en la zona o territorio que se esté presentando; asignar los recursos presupuestales necesarios para hacer frente a la violencia feminicida. Hacer de conocimiento público la alerta de violencia de género y la zona que va a abarcar.

Bridar servicios médicos, psicológicos y jurídicos gratuitos para la recuperación y rehabilitación de las víctimas. Investigar y sancionar a los responsables de la violencia feminicida y tomar las medidas necesarias para prevenir la violencia feminicida, así como sancionar a las autoridades que hayan sido omisas en su actuación ante la violencia feminicida.