JAIME GUERRERO

La magistrada presidenta del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), Janine M. Otálora Malassis, informó que una vez concluido el proceso electoral 2017- 2018, en coordinación con la Asociación de Tribunales Electorales de la República Mexicana (ATERM), trabajarán para buscar que tanto el Congreso de la Unión como los Congresos estatales destinen un presupuesto fijo a los tribunales electorales locales, a fin de garantizar su autonomía e independencia.

Y es que –dijo– que los tribunales electorales, sin autonomía ni independencia, no le sirven al país ni a la sociedad.

Otálora Malassis indicó que en el marco del actual proceso electoral, los tribunales electorales cumplirán con su mandato constitucional, honrarán su encargo y confianza ciudadana a partir de un ejercicio prudente y siempre basado en la sólida fundamentación jurídica de sus decisiones.

La magistrada presidenta del TEPJF subrayó que, en la resolución de las disputas electorales, al analizar la constitucionalidad y legalidad de los actos de las llamadas autoridades, procurarán realizar siempre una interpretación equilibrada para dar efectividad a los valores democráticos, conscientes de que por la naturaleza misma de su misión vendrán diferencias de opinión y debates ríspidos con otras autoridades y distintos actores de los procesos comiciales.

“Además de que debemos también llamar a la concordia, a la madurez y a un apego de todos al derecho y a la Constitución, a la sociedad y a todos los actores políticos, La única vía que permite afianzar nuestra democracia es el respeto a las reglas del juego que incluye el reconocimiento de la jurisdiccional como la única vía para resolver los conflictos electorales”, destacó.