Desde septiembre pasado hasta la fecha, se han registrado 42 asesinatos de personas que pertenecieron a distintos partidos políticos y eran alcaldes, ex ediles, regidores, activistas, miembros de algún partido y funcionarios.

Los homicidios ocurrieron en 16 entidades. El estado que presenta más asesinatos es Guerrero: a la fecha contabiliza 12; le sigue Oaxaca, con och;, Jalisco y Veracruz, con tres. De los 42 fallecidos, 13 pertenecían al PRI, 10 al PRD, cinco eran del PAN, tres eran funcionarios de gobierno municipal. También con tres se encuentran Morena y Movimiento Ciudadano, le sigue PT con dos decesos, con uno están el Partido Encuentro Social, el partido local de los Pobres de Guerrero y un independiente.

En Guerrero, la situación es preocupante debido al alto índice de asesinatos. La primera muerte ocurrió el pasado 26 de septiembre cuando el aspirante a la alcaldía del municipio de San Miguel Totolapan, Ángel Vergara Chamu, fue acribillado a tiros. En los municipios de Zihuatanejo y Chipala se registran dos muertes. En el primero mataron a Miguel Solano Figueroa, aspirante a la alcaldía, el 14 de noviembre. Al también candidato a la alcaldía de Zihuatanejo, Mariano Catalán Ocampo, lo mataron el 30 de diciembre. Los dos asesinatos de Chipala fueron de mujeres, las precandidatas a diputadas locales, Antonia Jaimes Moctezuma y Dulce Anayely Rebaja, quienes fueron ejecutadas el 21 y 26 de diciembre.

Por detrás de Guerrero, Oaxaca es el segundo estado más inseguro para los políticos, con ocho decesos. Las últimas dos asesinadas fueron la secretaria de la coordinadora del PT en Loma bonita, Nerfiti Silva, el 20 de marzo, y la tesorera del ayuntamiento de Constancia del Rosario, Janeth González López, el 26 de marzo.

En Jalisco ocurrieron tres. Miguel García, coordinador de Morena en Casimiro Castillo, fue encontrado en una bodega con una herida en el cuello hecha con un objeto punzocortante, el 7 de diciembre. Salvador Magaña Martínez, dirigente de Movimiento Ciudadano en La Huerta, fue hallado cerca de su vehículo el 25 de diciembre y Saúl Galindo, diputado local del PRD en Tomatlán, fue asesinado el 28 de diciembre.

En Veracruz, ocurrieron otros tres homicidios: a Víctor Manuel Espinoza, alcalde del municipio de Ixhuatán, lo encontraron en un camino de terracería el 25 de noviembre; Víctor Molina Dorantes, ex diputado local y ex edil de Colipa, fue ejecutado el 10 de enero, y a Juan Ojeda, ex alcalde de Zihuatela, le dispararon en la cabeza el 15 de marzo.

Las entidades que llevan dos muertos son: Hidalgo, donde Miguel Ángel Licona, ex alcalde del municipio de Mixquiahuala, fue encontrado en el interior de su domicilio, el 3 de enero. En el otro caso, Carlos Ortega Reyes, ex regidor del municipio de Cuautepec, fue asesinado a balazos el 21 de enero. En Chihuahua, el regidor de Balleza, Diego Herrera Escárcega, fue hallado muerto el 7 de enero. El tesorero de Ignacio Zaragoza, Guadalupe Payán, fue encontrado el 6 de marzo.

En Guanajuato, el presidente del Comité Municipal del PRI, Jorge Montes González, fue acribillado a balazos el 24 de enero. A Jovita Michel, delegada de la comunidad de San José Agua Azul, la encontraron el 19 de febrero. En Puebla, el 28 de febrero, fue encontrado en el interior de su vehículo, el precandidato a la alcaldía de Santa Clara en Ocoyucan, Aarón Varela Martínez y también el candidato a la alcaldía de Francisco Z. Mena, Gustavo Martín Gómez, fue baleado el 16 de marzo. Baja California, Chiapas, Colima, Durango, Nayarit, San Luis Potosí, Tabasco y Tamaulipas tienen un caso. De los 42 muertos, cinco son mujeres y 37 son hombres.