Sigue la transmisión en vivo del Eclipse Solar

Este lunes 21 de agosto, la luna se interpondrá entre el sol y la tierra, y proyectará su sombra sobre el planeta, el eclipse se podrá observar de manera principal en los estados de la frontera norte, como Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas

Un eclipse total de Sol recorrerá hoy de costa a costa Estados Unidos por primera vez en 99 años, mientras que en parte del Caribe, América Latina y España podrá verse de forma parcial.

Para aquellos que no puedan presenciarlo, pueden seguirlo en vivo en el siguiente link: https://www.nasa.gov/eclipselive También lo transmite en vivo el canal de la NASA en YouTube, que comenzó su transmisión más temprano.

El eclipse sumirá en una oscuridad total a una pequeña franja de Estados Unidos de unos 100 kilómetros de ancho, de forma sucesiva y durante unos dos minutos.

El eclipse solar total sólo se produce cuando la Luna se coloca entre la Tierra y el Sol y tapa este último por completo. Sólo puede contemplarse con luna nueva, cuando los tres cuerpos celestes están en una misma línea recta. El eclipse sólo es total desde la Tierra en la parte sobre la que la que cae la parte central de la sombra (umbra) que proyecta la Luna.

En otras partes de Estados Unidos, América Latina, el Caribe e incluso en una pequeña porción de Europa se verá un eclipse parcial, pues se encuentran en la zona de penumbra de la Luna.

El próximo eclipse total se producirá el 2 de julio de 2019 y se verá sólo desde la zona del Pacífico y en algunas partes de Chile y Argentina. Habrá que esperar hasta 2045 para que un eclipse total de Sol vuelva a verse de costa a costa en Estados Unidos. Hasta el año 3000 se producirán 2.354 eclipses totales.

¿A qué hora podrás ver el eclipse solar en tu ciudad?

El eclipse de Sol de este próximo 21 de agosto será visible de manera parcial en todo el territorio mexicano.

¿Cómo serán las condiciones del eclipse?

La franja de totalidad del eclipse atravesará todo Estados Unidos, de costa a costa, la mayor duración de la totalidad será de 2 minutos y 41.6 segundos.
¿A qué hora podré ver el eclipse en mi ciudad?

A continuación, te presentamos una tabla con algunas ciudades de México y los horarios en que podrás disfrutar de esta maravilla:

Recomendaciones para apreciar el eclipse sin dañar tu salud

CÓMO VERLO

Consulta los horarios en que el eclipse será visible en tu localidad

Aunque en nuestro país, por su ubicación geográfica, no podremos apreciar el eclipse total del que gozarán los estadunidenses, sí podremos verlo en gran parte del territorio mexicano en distintos horarios y con diversos grados de parcialidad. Consulta los horarios de inicio, punto máximo de oscuridad y fin del eclipse en tu estado haciendo clic aquí.

Consulta el pronóstico del tiempo

Para ver el eclipse, una condición indispensable es que exista cielo despejado. Considerando que agosto es un mes lluvioso y con presencia de huracanes, existe la posibilidad de que la nubosidad impida contemplar el fenómeno.

Busca un lugar adecuado

La NASA recomienda buscar “un lugar agradable, abierto y con buena visibilidad del cielo”, para disfrutar al máximo de este evento único.

Consigue unas gafas adecuadas para proteger tu vista

La única manera de observar el eclipse sin riesgos es valiéndose de unos anteojos para observación solar certificados por alguna institución científica confiable. Éstos deben usarse en todo momento, sin importar el grado de luminosidad aparente del Sol. Aquí encontrarás una lista de marcas y establecimientos que venden lentes aprobados por la Sociedad Astronómica de los Estados Unidos (AAS), aunque es probable que no todos ellos estén disponibles en México.

Construye un visor o proyector del eclipse

Una de las maneras más seguras y didácticas para observar el eclipse solar es a través de un proyector casero. La NASA publicó unas instrucciones muy sencillas en video (con subtítulos en inglés) para construir uno.

Vigila a los niños que deseen observar el fenómeno

Si tus hijos o alumnos desean satisfacer su curiosidad científica, aliéntalos a hacerlo de la manera más segura posible, ya sea usando lentes o un proyector, y no permitas que miren al Sol directamente en ningún momento, pues sus pequeños ojos podrían afectarse de modo permanente.

Si vas a usar un telescopio, adquiere la protección adecuada

En el caso de que seas aficionado a la astronomía o la observación de los astros, y cuentas con un telescopio, asesórate acerca de los filtros solares adecuados para observar el fenómeno con seguridad usando tu equipo. No sea que vaya a sucederte un lamentable accidente:

QUÉ NO DEBES HACER

NO mires directamente al Sol, bajo ninguna circunstancia

Esta es la recomendación más importante. La razón de esto es que los bastones y los conos de la retina humana son muy sensibles a la luz, y nuestros ojos están habituados solamente a la luz solar indirecta. Si uno observa directamente al Sol, aunque sea un por instante, se produce un daño en las células de la retina, el cual dependerá del tiempo que hayan sido expuestas a la luz y la sensibilidad de cada persona. No te arriesgues: evita mirar al Sol y usa equipo de protección.

NO intentes observarlo usando gafas de sol o algún otro instrumento óptico sin protección

El filtro de los lentes para sol convencionales, aunque tengan un filtro UV, no es suficiente para proteger las células de la retina del daño que efectúa la luz directa del Sol. Lo mismo sucede si usas cámaras, telescopios, binoculares o cualquier otro instrumento óptico sin el filtraje adecuado. De nuevo: no te arriesgues.

NO creas en mitos, leyendas urbanas o supersticiones

Desde los inicios de la humanidad, los fenómenos astronómicos han causado dosis iguales de fascinación que de incertidumbre. Pero tomando en cuenta el número de eclipses que han tenido lugar a lo largo de la historia sin consecuencias adversas, es lógico concluir que el eclipse no causará el fin del mundo, ni es una señal de mal agüero, ni afectará a las embarazadas. Simplemente la Luna se interpondrá entre el Sol y nuestro planeta, causando un área de sombra total o parcial, y eso no es motivo de temor alguno.