Las familias que habitan en la capital del estado perdieron 5.19 por ciento de su poder adquisitivo y con ello la facilidad de comprar algún producto o servicio

Jaime GUERRERO

En el último año, las familias que habitan en la capital del estado perdieron 5.19 por ciento de su poder adquisitivo, y con ello, la facilidad de comprar algún producto o servicio, debido a la escalada de precios, principalmente en el Gas Licuado Procesado (LP), gasolina y huevo.

David Esaú Pérez Montiel, subdirector de Integración y Aná- lisis de la Información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) en Oaxaca, precisó que, en contraparte a los incrementos, los productos que han registrado decremento en su costo son: el jitomate, la calabacita, melón, cebolla, manzana, chile, pepino, chayote, guayaba, uva, piña, papaya y pollo.

Pérez Montiel explicó que una mayor inflación se traduce en incremento de personas en pobreza, ya que el aumento de precios resta el poder adquisitivo, principalmente de quienes no son asalariadas y remuneradas.

Por ello, se tendría que modificar el consumo en las familias, por ejemplo, la sustitución de leche por fórmulas lácteas, que son más económicas.

En contraste, Santo Domingo Tehuantepec se ubicó como la localidad con mayor disminución de inflación al registrar un valor de menos 0.39 por ciento durante la primera quincena del año. En este caso, uno de los productos que registró una disminución en su costo fue la cerveza en un 3.3 por ciento.

A nivel nacional, durante la primera quincena de enero, la inflación anual presentó una desaceleración al ubicarse en 5.51 por ciento, cifra menor a la reportada al cierre del 2017, cuando alcanzó un nivel de 6.77 por ciento, su máximo en 17 años.

En tanto, la capacidad de adquisición con el ingreso que genera la población oaxaqueña, sigue en disminución.

De acuerdo con los datos del Índice Nacional de Precios al Consumidor del Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI), tan sólo en los primeros 15 días del año, la inflación –incremento de precios de productos y servicios– creció un 0.36 por ciento. En la lista de productos con mayor variación de aumento durante la primera quincena de enero de 2018 están: los aceites para carro, huevo, col, lechuga, papa, limón y algunos otros alimentos.

Aunque la inflación anual registrada en la capital del estado está por debajo del promedio nacional, el 0.36 por ciento correspondiente a la primera quincena del año fue superior al 0.24 promedio nacional.