El candidato a presidente municipal de Oaxaca de Juárez por la alianza Por Oaxaca al Frente (PAN-PRDMC), Samuel Gurrión Matías, denunció al ex dirigente estatal del PRI, Germán Espinosa Santibáñez, ante la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales (Fepade) y la Procuraduría General de la República (PGR), por agredir con armas de fuego, retener a personal de su equipo de campaña, mandar a colgar mantas con amenazas de muerte y por ordenar la destrucción de su propaganda política.

Asimismo, Gurrión Matías lo hizo responsable de cualquier atentado contra su persona, familia o su equipo de campaña.

A través de un video de un minuto y 19 segundos, donde se observa que dos individuos que viajaban en 2 motocicletas arrebatan propaganda de campaña, golpean al equipo y huyen, sustentó sus acusaciones.

De acuerdo con el candidato del PAN PRD y MC, tiene información directa de las mantas con mensajes en su contra que fueron colocadas en puentes peatonales.

Sin embargo, afirmó que no le espanta porque –dijo– no le debe nada a nadie. “Nunca me he metido en un negocio ilícito ni tiene nadie por qué amenazarme”, asentó.

El hoy panista afirmó que “las lonas las mandó a poner Germán Espinosa. Es el encargado que puso el PRI para llevar la campaña de su candidato, es el encargado de la capital”, asestó.

Y es que el pasado viernes fueron colocadas dos mantas, una en el puente peatonal del Parque del Amor, y otra rumbo al aeropuerto, a la altura del Conalep, donde amenazan de muerte al candidato.

“Venimos por ti Samuel Gurrión, tienes que pagar lo que nos debes, así te vamos a colgar puto”, se lee en la manta colocada en el puente peatonal del DIF.

En ese sentido, Gurrión Matías insistió que le han vandalizado su publicidad, han amenazado a sus brigadas hasta con armas de fuego y les han disparado, por ello, “hay tres denuncias en la Fiscalía donde se le señala directamente porque en una de las ocasiones se logró detener a los agresores y dijeron que los mandó Germán”, añadió.

Y fue más allá al afirmar que en otra ocasión secuestraron a tres brigadistas mujeres, se las llevaron por 3 o 4 horas. “Ahí Germán les dijo que si seguían trabajando para Samuel les iba a cortar la cabeza de sus hijos”, declaró.

Una vez presentada la denuncia ante la PGR, dijo no entender las agresiones, pero deslindó al PRI y al priismo y solo lo atribuyó a Espinosa Santibáñez. “Porque le encargaron ganar la capital y cree que amedrentando, amenazando o haciendo estos actos de terrorismo va a ganar”.

Por lo pronto, afirmó que no ha reforzado su seguridad, “(porque) jamás he lastimado, he robado o he hecho acción que lastime a otra persona”.

Gurrión Matías atribuyó las agresiones y amenazas en su contra a la efervescencia política debido a que el PRI y sus contrincantes no levantan en las preferencias. “No tienen posibilidad de ganar. Están en la lona, la única manera de parar este proselitismo es de manera intimidatoria”.

Pese a los señalamientos, el candidato a alcalde capitalino llamó a Espinosa Santibáñez a abonar a la gobernabilidad de Oaxaca y a su propio gobernador (Alejandro Murat Hinojosa) “porque con estas acciones no le ayuda cuando tenemos un estado donde todos los días aparecen secuestrados, descabezados, calles cerradas, bloqueos y todavía pretende crear un clima de miedo y terror; no se vale”, remató.