Según expertos, en Europa nació la ‘nueva’ tendencia sexual entre jóvenes llamada, Quickie Sex.

En esta tendencia, la pareja tiene relaciones sexuales con una duración de 15 segundos, y se lleva a cabo en lugares inusuales para aumentar la excitación.

El psicólogo y médico, Joel Block, de Long Island, descubrió durante un estudio que los ‘fanáticos’ de esta práctica son usualmente personas menores a los 35 años de edad.

El ‘rapidito’, disminuye la interacción íntima de la pareja, pero aumenta la adrenalina, provocando mayor placer en ambos.

Jóvenes declararon que para ellos, una penetración de 15 segundos es más que ‘suficiente’.