Oaxaca, Oax.- Un grupo de padres de familia presentaron una queja en contra de la Sección 22 de la CNTE en la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO).

Los ciudadanos indicaron que su queja es para que se garantice las clases en 600 escuelas de la Sierra Sur y Costa, los cuales pararon desde el pasado 23 de mayo con el paro magisterial.

Victor Emiliano Álvarez dijo que son alrededor de seis mil alumnos que se encuentran sin clases, y que requieren el apoyo del gobierno para poder solucionar su problema.

Precisó que esta situación ha generado inconformidad en los padres de familia, quienes determinaron presentar una queja, para que se garantice la educación de los niños y niñas.

Asimismo hicieron un llamado al Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) a tomar cartas en el asunto y sustituya a los maestros.

Los padres de familia precisaron que de no tener respuestas, serán ellos quienes inicien con sus movilizaciones.