Jaime Guerrero

En tan solo dos meses, el Partido de la Revolución Democrática (PRD) en Oaxaca perdió a dos de sus referentes en el Congreso federal y en el local.

Primero, en marzo, Carol Antonio Altamirano, coordinador de la fracción parlamentaria local de ese instituto, presentó su renuncia a esa coordinación y al propio PRD para sumarse a la campaña presidencia de Andrés Manuel López Obrador, manifestando la grave situación en que el gobierno del PRI tiene sumido al país y su convicción de izquierda que le motivó a tomar una definición.

Antonio Altamirano tomó la decisión de apoyar al candidato tabasqueño al asegurar que López Obrador representa a la verdadera izquierda y quien tiene las mejores propuestas para lograr un cambio verdadero en el país.

Por su parte, el hasta este viernes 11 de mayo coordinador de la fracción parlamentaria del PRD en la Cámara de Diputados Federal, Francisco Martínez Neri, hizo lo propio a través de una carta dirigida al presidente nacional del PRD, donde señaló que su convicción de izquierda motivó esa importante decisión.

De esta manera, el ex rector de la Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca, se sumó al proyecto presidencial de López Obrador, como lo hizo Antonio Altamirano en meses pasados, lo cual fortalece a Morena y a López Obrador en Oaxaca, aseguraron.

Además de tratarse de los ex coordinadores parlamentarios a nivel local y federal del PRD, ambos políticos tienen un peso electoral y se han destacado por contar con una sólida trayectoria en la izquierda de Oaxaca.

La adhesión de Martínez Neri y Antonio Altamirano a Morena, significaría un duro golpe para el PRD, producto de sus malas decisiones copulares a nivel nacional y en la entidad, que lo han distanciado de su militancia y simpatizantes, por lo cual se prevé que una gran parte de estos, principalmente en el Istmo y la zona Centro del estado, se sumen al proyecto de Morena y Andrés Manuel López Obrador, confirmaron fuentes del Congreso del Estado.