El líder del Sindicato Independiente afirma que las bases están autorizadas desde hace tres años

Suman 37 días de paro de labores unos 80 empleados

Foto: Agencias

Carina García

El Régimen Estatal de Protección Social o Seguro Popular de Oaxaca se ha “embolsado” unos 50 millones de pesos correspondientes a mil bases que fueron autorizadas al Sindicato Independiente de Trabajadores y Profesionales en Salud (SITYPS) desde hace tres años pero no han sido otorgadas, denunció Saúl Ulises Cortes Maldonado, líder el SITYPS.

El líder sindical declaró que, además, existe “una serie de irregularidades” en esa dependencia. Hay, ennumeró, 250 trabajadores dados de baja, 13 despidos y protestas, lo que ha derivado en el paro laboral por la “indiferencia” de las autoridades del sector.

Según Cortés Maldonado, el director del Seguro Popular, Antonio Tovar González se ha mantenido al margen de la problemática que ha generado el cierre de las oficinas ubicadas en la colonia Reforma.

Desde hace 37 días afiliados al Sindicato Independiente de Trabajadores y Profesionales en Salud (SITYPS), mantienen un paro de labores.

Las afectaciones del paro las sufren miles de personas que acuden hasta estas oficinas por sus medicamentos; ante ello, el líder de los quejosos expuso que esas medicinas deberían ser entregados en las unidades hospitalarias.

“Es vergonzoso que no se brinde un servicio de calidez y calidad humana; por ejemplo una persona que es atendida en Ocotlán tiene que venir hasta aquí por sus medicinas”, señaló.

Tovar Gonzáles despidió recientemente a 13 agremiados del SITYP, quienes tenían dos años de antigüedad.

Son unos 80 trabajadores de ese sindicato quienes se encuentran en paro de labores y bloqueando las oficinas del Seguro Popular ubicadas en la colonia Reforma de esta ciudad.

“No hay atención al público, nunca habido una atención de calidad y calidez”, machacó Cortes Maldonado, quien reiteró la exigencia de mil bases que, asegura, ya están autorizadas por la Federación.

Los sindicalizados estuvieron presentes en una audiencia ayer martes en las instalaciones de la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCA), sin embargo el paro de labores se mantiene así como la exigencia de la reinstalación de 13 de sus compañeros, despedidos, afirman, de manera injustificada.