Con la última medalla del atletismo conquistada por la mexicana Madai Pérez en el maratón de los XXIII Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla, las mujeres confirmaron que fueron la gran fuerza del país campeón y las protagonistas de estas justas.

De los cinco mil 339 deportistas inscritos, dos mil 325 fueron mujeres -cifra récord en la historia de los juegos- y tres mil 014 hombres.

De las 341 preseas obtenidas por México, 183 las ganaron mujeres, mientras los hombres lograron 136 y 22 resultaron de pruebas en equipos mixtos.

Incluso la multimedallista y reina de los juegos fue una mujer: la nadadora Liliana Ibáñez, de México, que se colgó 9 preseas.

Las mexicanas le dieron al campeón 68 oros, 65 platas y 50 bronces; por 51 doradas, 48 plateadas y 37 bronces que consiguieron los hombres.

COMPETENCIA

En Cuba y Colombia las mujeres tampoco se quedaron atrás al ganar 98 y 117 preseas, respectivamente, pero los hombres de esos países sobresalieron al adjudicarse 133 y 144 medallas.

Sin embargo, algunas de sus deportistas brillaron con luz propia como la nadadora colombiana Isabella Arcila, quien ganó 8 medallas en total con 4 oros, tres platas y un bronce; y la gimnasta cubana Marcia Videaux, que se colgó 5 preseas, 3 doradas y dos plateadas.

En Puerto Rico también salió a flote la fuerza femenina.

De las 87 medallas conquistadas en estas justas 41 fueron obra de las mujeres y 38 de los hombres, mientras que 8 las obtuvieron en competencias mixtas.

La tenismesista boricua Adriana Díaz se adjudicó 4 oros en individual femenino, equipos femenino, doble femenino y dobles mixto.

Jamaica alcanzó un total de 27 preseas, 16 logradas por mujeres y 11 por los hombres.

La velocidad de las jamaicanas se notó en 8 de sus 12 metales dorados donde las mujeres destacaron en natación con Alia Atkinson en 50m y 100m braza y 50m mariposa; en el atletismo en el 4x100m relevos, con Ronda White en 400m vallas, con Tifanny James en 400m, con Shashalee Forbes en 200m y con Jonielle Smith en 100m.