La policía de Michigan reporta un escalofriante caso sucedido hace unos días en la comunidad de Flint.

Varios agentes estaban asistiendo en un caso al departamento de Servicio de Protección a Menores. Habían ido a una vivienda a recoger a dos niñas cuya madre había perdido su custodia.

Al llegar vieron que la mujer estaba tirando una maleta en un contenedor de basura. La policía comenzó a perseguir a la señora mientras otros agentes notaron que las niñas no estaban dentro de la casa.

Entonces descubrieron que las menores estaban dentro de la maleta que la mujer había arrojado al contenedor, informa el Miami Herald.

De acuerdo con la WSBT, las niñas fueron examinadas y se encuentran bien de salud, mientras que la madre, cuyo nombre permanece en el anonimato, se encuentra en custodia de las autoridades.