Este viernes por la mañana murió el futbolista Ezequiel Orozco, según lo reportado por medios nacionales.

Ezequiel padecía cáncer pulmonar y desde hace dos años lidiaba con esta enfermedad de la que lamentablemente no pudo salir bien librado.

El canterano dejó este mundo físico a los 29 años de edad, en medio de la sorpresa por su partida, pues era toda una promesa del deporte.

Como jugador portó las camisetas del Necaxa, Jaguares, Atlante, de Primera División y por último estuvo con Murciélagos de la Liga de Ascenso.