Las mujeres oaxaqueñas cada día logran desarrollar habilidades que les permiten desenvolverse en el mundo laboral, así como en oficios que antes sólo estaban al alcance de los hombres, esto ha sido posible debido a la inclusión como parte de las nuevas políticas públicas en la formación para el trabajo.

Oficios como mecánica, electricidad o carpintería cada día captan la atención de hombres y mujeres que buscan mejorar sus ingresos económicos a través de actividades productivas.

Patricia Maldonado Velásquez es una de las mujeres que ha sido parte del Taller de Carpintería del Instituto de Capacitación y Productividad para el Trabajo del Estado de Oaxaca (Icapet), en la Unidad de Capacitación 664 de Asunción Nochixtlán.

Actualmente, en el Taller de Carpintería participan dos mujeres. Tras casi cuatro meses de formación, Patricia comparte que descubrió que en este tipo de espacios el trabajo en equipo y colaborativo es fundamental.

A pesar de tener conocimientos de informática, Patricia se ha incorporado al Icapet para poder desarrollar una actividad ocupacional y así brindar una mejor calidad de vida para ella y su hijo de tres años.

“Soy mamá soltera y mi principal motivo para tomar el curso de carpintería es capacitarme en nuevas actividades y también por la falta de muebles en la casa”, explica la joven mamá que ha sido ejemplo para sus compañeros y personas que cada día deciden incorporarse a los cursos de capacitación.

Patricia destaca que inicialmente realizaba muebles básicos, pero ahora hace desde marcos hasta un comedor de ocho sillas, una sala de tres piezas, un centro de entretenimiento y camas con los que podrá amueblar su hogar.