Jaime Guerrero

Los ciudadanos que pretendan obtener la licencia de conducir en Oaxaca deberán aprobar el examen teórico aplicado por la Secretaría de Vialidad y Transporte (Sevitra), estableció la LXIII Legislatura al reformar la Ley de Transporte del Estado.

En el dictamen aprobado, los diputados justificaron que el sentido profundo de la educación vial radica en el desarrollo pleno de conocimientos y valores integrados a la personalidad de los conductores, lo cual debe verse como un bien común y no como una acción sin razón.

Y es que el proceso para la obtención de una licencia de conducir en Oaxaca solo era un trámite administrativo; a través de documentos, el pago de derechos y sin necesidad de certificar las aptitudes para conducir un vehículo de motor, los ciudadanos podían obtener el permiso para conducir.

En la exposición de motivos, la Comisión de Vialidad y Transporte del Congreso del Estado advirtió que los accidentes de tránsito se han convertido en un problema de salud pública.

Es por esto que se deben implementar campañas de educación vial, para así poder disminuir las posibilidades de averías, choques y consecuencias, con la finalidad de proteger a las personas y bienes, mediante la eliminación o control de los factores de riesgos que permitan reducir la cantidad y severidad de los siniestros.

Además, los accidentes viales no suelen deberse a desconocimiento o ignorancia de las normas, sino a su inobservancia, es decir, a la falta de asimilación de los valores mínimos básicos de comportamiento.

Asimismo, el respeto a las normas de tránsito y movilidad en los espacios públicos colectivos. Así como la prioridad de la seguridad vial en ellos, no deben percibirse como algo normativo o impuesto, sino como un bien común.

El artículo 151 de la Ley de Transporte vigente para el estado de Oaxaca, establece que “Toda persona que conduzca un vehículo por las vías públicas del Estado y sus Municipios, deberá obtener y llevar consigo la licencia de conducir vigente que corresponda al tipo de vehículo de que se trate y que haya sido expedida por la autoridad legalmente facultada para ello”, sin embargo, el proceso para el otorgamiento de licencias se ha sintetizado en un trámite administrativo, donde con el solo hecho de presentar documentos y el pago de derechos se expide sin certificar que tiene las aptitudes para conducir un vehículo de motor.

Por tal motivo se adicionó un último párrafo al artículo 152 de la Ley de Transporte del Estado de Oaxaca, en el que se estableció que “para la expedición de licencias de conducir por primera vez, se otorgará previo pago de derechos y aprobación del examen teórico. El examen será aplicado por la Secretaría de Vialidad y Transporte”.