En el estado, más del 50 por ciento de las oaxaqueñas vive en pobreza y pobreza extrema, es decir, un millón 434 mil 659 y 522 mil 383 mujeres, respectivamente

LILIA ESTRADA

En el estado de Oaxaca, el 68.11 por ciento de la población vive en condiciones de pobreza, es decir, 2 millones 737 mil 900 personas de un total de 4 millones 19 mil 821 habitantes, mientras que en pobreza extrema se encuentra el 24.8 por ciento de la población, que corresponde a 996 mil 915, de acuerdo con el informe “Medición de Pobreza Municipal 2015” del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

¿Cuántas mujeres viven en esta situación?

De acuerdo con el registro de distribución de la población del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el 52.4 por ciento del total de la población en Oaxaca son mujeres, es decir que de los 2 millones 737 mil 900 personas que son pobres, se puede concluir que un millón 434 mil 659 tienen rostro de mujer, lo que en porcentaje equivale a más del 50 por ciento.

En pobreza extrema, de acuerdo con el informe, 996 mil 915 personas viven en condiciones de pobreza extrema, de las cuales 522 mil 383 serían mujeres, según el porcentaje de población femenina del INEGI.

¿Cuándo sé es pobre?

Según el Coneval, cuando una persona tiene al menos una carencia social en los indicadores de rezago educativo, acceso a servicios de salud, acceso a la seguridad social, calidad y espacios de la vivienda o servicios básicos en la vivienda y acceso a la alimentación, se puede decir que esa persona es pobre; en este segmento se encuentra la mayoría de la población en Oaxaca.

¿Cuándo se vive en pobreza extrema?

Cuando no se pueden satisfacer las necesidades básicas para tener una vida digna, como vivienda, alimentación diaria, educación, sanidad o servicios de luz y agua potable, es decir, hay una dificultad para alcanzar los niveles mínimos de calidad de vida, se puede decir que esa persona vive en situaciones de pobreza extrema.

De acuerdo con el Coneval, una persona se encuentra en situación de pobreza extrema cuando tiene tres o más carencias sociales, de seis posibles, y, además, su ingreso total es menor que la línea de bienestar mínima.

La población en esta situación dispone de un ingreso tan bajo que, aun si lo gastara por completo en la adquisición de alimentos, no podría acceder a aquellos que componen la canasta alimentaria.