La violenta erupción del volcán de Fuego, acompañada de flujos piroclásticos, lluvia de ceniza y ríos de lava y lodo,han causado ya al menos 25 muertos en Guatemala, más de 40 heridos y un número aún por determinar de desaparecidos, según la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres de Guatemala (Conred).

La agencia Reuters ha elevado a 38 el número de fallecidos, citando como fuente al secretario de Conred, Sergio Cabañas.

La erupción también ha afectado a 1,7 millones de personas y ha obligado a desalojar de sus casas a otras 3.000. La ceniza que lanzó el volcán llegó hasta los 10.000 metros de altura.

Dicho volcán está situado a unos 40 kilómetros de la capital del país —cuyo aeropuerto ha sido cerrado— y cerca de la ciudad de Antigua.