A tasa mensual los precios subieron 0.25%; lo que más incrementó su precio fue el jitomate, la vivienda propia, la carne de res y el gas doméstico LP

La inflación continuó su tendencia al alza en junio pasado para alcanzar su nivel más alto en siete años y medio, producto de los incrementos en jitomate, vivienda propia, carne de res y gas doméstico LP, y a pesar de la baja de la gasolina de bajo octanaje, de acuerdo con la información más reciente dada a conocer por el Inegi.

Durante sexto mes del año el Índice Nacional de Precios al Consumidor registró un incremento de 0.25% respecto al mes inmediato anterior, con lo que la tasa de inflación anual llegó a 6.31%, la cifra más alta desde diciembre de 2008 cuando la inflación anual ascendió a 6.53%.

Entre los bienes y servicios cuyo precios incidieron más al alza al cierre del primer semestre del año, fueron: el jitomate con un incremento mensual de 16.59%; el transporte aéreo, 11.21%, vivienda propia, 0.18%; carne de res, 0.77%; restaurantes y similares, 0.47%; gas doméstico LP, 0.89%; loncherías, fondas, torterías y taquerías, 0.37%; servicios turísticos en paquete; papa, 6.74%; y el pollo, 0.99%.

Por el contrario los productos cuyos precios influyeron a la baja, fueron: la gasolina de bajo octanaje, con una disminución mensual de -0.63%; limón, -22.93%; huevo, -3.9%; uva, 23.15%; tomate verde, -10.86%; calabacita, -10.79%; chile poblano, -16.44%; lechuga y col, -6.30%, durazno, -8.17%; y autobús foráneo, -0.99%.

El índice de precios subyacente, que no incluye los bienes y servicios cuyos precios son más volátiles, presentó un aumento de 0.30% mensual y una tasa anual de 4.83%; por su parte, el índice de precios no subyacente tuvo un alza mensual de 0.09% y anual de 11.09%.

Al interior del índice de precios subyacente, el subíndice de las mercancías creció 0.32% y el de los servicios 0.29%.

Dentro del índice de precios no subyacente, el subíndice de los productos agropecuarios reportó un ascenso en los precios de 0.42%, al mismo tiempo que los precios de los energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno retrocedieron 0.12% mensual.