A las 05:00 de la mañana se registró la explosión de un ducto de Petróleos Mexicanos (Pemex) cerca de San Carlos Autopan provocado presuntamente por huachicoleros que pretendían sustraer combustible. El accidente dejó calcinado un torton que transportaba cuatro contenedores con capacidad de mil litros; no hubo lesionados.

Al lugar, localizado entre las calles Enrique Carneado y Revolución, acudieron 20 elementos de la Secretaría de Seguridad del Estado de México (SS), quienes acordonaron la zona para impedir el paso de curiosos, además de policías de la Dirección de Seguridad Ciudadana de Toluca, tres unidades de Protección Civil, así como soldados de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

Las unidades de emergencia laboraron por más de siete horas para sofocar el fuego que provocó una columna de humo que alcanzó cinco metros de altura. Las escuelas de la zona cancelaron actividades por temor a las explosiones.