Mujer y Poder | NADIA SANABIA

Hace algunos meses se dio conocer que el Hospital Civil Aurelio Valdivieso había perdido la acreditación para tratar a pacientes con cáncer desde el 2015 por diversas irregularidades.

Ayer, el secretario de Salud de Oaxaca, Celestino Manuel Alonso Álvarez declaró que el Hospital de la Niñez Oaxaqueña (HNO) perdió también la acreditación para tratar a menores con cáncer este 2017, derivado del incumplimiento de diversas disposiciones por parte del HNO.

Se trabaja, asegura, en la reacreditación de ambos hospitales.

A pregunta expresa, Alonso Álvarez informó que, si bien el presupuesto del HNO es del orden de los 27 millones de pesos, los SSO se encargan del pago de nómina y otros gastos, por lo que en total se destinan a ese nosocomio más de 130 millones anualmente.

¿Entonces por qué la crisis?

En el 2014, expuso el titular de los SSO, el HNO llegó a tener un superávit de 12 mdp. Del 2014 al 2016 acumuló una deuda de 102 millones de pesos derivado, según el funcionario, de una mala administración.

¿Se fincarán responsabilidades?

Hay un Consejo de Administración que deberá hacer las ponderaciones necesarias, respondió.

Alonso Álvarez también habló del abasto de medicamentos. Dice que en primer nivel, el promedio de abasto es del 65%. Y que la media nacional es similar. Negó que en alguna región haya falta grave de medicamentos pero omitió considerar que aquellos que denuncian desabasto tienen motivaciones políticas. Aseguró, por otra parte, que mantiene una relación respetuosos y cordial con los Sindicatos.

Adelantó que el Hospital de la Mujer se inaugurará en diciembre o el primer trimestre del 2018, pero que empezará a trabajar con 30 de las 120 camas consideradas. Después se ampliará a 60 camas.

De manera optimista, consideró que la problemática de los SSO tiene solución, pero está no llegará en los dos meses que lleva en el cargo “No soy mago”, resaltó.

Negó también que mujeres embarazadas hayan dado a luz en la calle durante su periodo al frente de la dependencia.

Son en total 900 unidades médicas en Oaxaca y más de 19 mil los empleados de los SSO, que este año tiene más de 6 mil millones de pesos de presupuesto.

Y aún así, no es suficiente para la dispersa Oaxaca.