Decretan informes trimestrales del manejo de recursos

JAIME GUERRERO

Por unanimidad –antes de clausurar el periodo de sesiones e irse de campaña electoral–, los diputados de la LXII Legislatura reformaron la Ley Orgánica del Poder Legislativo y el reglamento del Congreso, para reestructurar ese Poder y desaparecer la figura de Oficial Mayor y Tesorero.

La reforma se aprobó este domingo en sesión extraordinaria, con 30 votos a favor de los diputados del PRI, PAN, PRD, PT, Morena, PVEM, PES y PUP.

Entre las modificaciones y reestructuración del Poder Legislativo, está la creación de la Conferencia Parlamentaria, como un órgano colegiado del Congreso, orientado a la procuración del adecuado desarrollo de las sesiones.

La Conferencia Parlamentaria adoptará sus acuerdos por consenso de sus miembros, en cualquier caso, la presidencia de la Mesa Directiva contará con voto de calidad en caso de empate.

Se establece un capítulo de transparencia del Congreso del Estado, estableciéndose como el mecanismo por el cual la ciudadanía tendrá la posibilidad de solicitar información pronta y expedita sobre las funciones legislativas y productividad de las diputadas y los diputados, los resultados de las acciones de los órganos de gobierno, el ejercicio presupuestal y de toda aquella información de su interés, siempre que no esté catalogada como reservada o confidencial, en términos de la Ley de Transparencia y Acceso a la Información Pública del Estado.

Se establecen las facultades de la Diputación Permanente como el órgano deliberativo del Congreso del Estado que funciona durante los periodos de receso para determinar lo conducente, por lo que hace a los puntos de acuerdo y demás asuntos que se presenten, siempre que por su naturaleza jurídica no requieran la aprobación del pleno, en términos de lo dispuesto en la Constitución Local.

Se reestructuran las Comisiones Permanentes que integran la Legislatura, reduciéndolas en número de 40 a 33, las cuales tendrán la competencia que les corresponde en lo general a las otorgadas a las Dependencias y Entidades de la Administración Pública local y la derivada de su denominación en materia parlamentaria.

De igual forma, y con la finalidad de agilizar el funcionamiento interno del Congreso, se realiza una reingeniería administrativa a la estructura del Congreso, sustituyendo la Oficialía Mayor por las Secretarías de Servicios Parlamentarios y de Servicios Administrativos, la primera definida como el órgano técnico responsable del correcto desarrollo del trabajo parlamentario.

En el caso la Tesorería, se convierte en Secretaría de Asuntos Financieros, como encargada de administrar los recursos financieros, humanos y materiales del Congreso.

Se agrega el Título “De la Transparencia y Acceso a la Información Pública”, que sienta las bases para el cumplimiento del Congreso en esta materia, mismas que serán desarrolladas de manera específica en el reglamento; así como el Título “Congreso Abierto”, con el que se regula la difusión de la información parlamentaria a través de internet, la Gaceta Parlamentaria, garantizando así el principio de máxima publicidad de los actos legislativos.

La Secretaría de Asuntos Financieros presentará informes trimestrales ante la Junta de Coordinación y el pleno, de los recursos ejercidos en el Congreso del Estado, así como los asignados a los diputados.

Así, luego de agotar y, en su caso, aprobar 24 dictámenes de comisiones y elegir a los integrantes de la Diputación Permanente –que será encabezada por el diputado de Morena, Javier Velázquez Guzmán–, el presidente de la Mesa Directiva, Jesús Romero López, clausuró el primer período de sesiones del segundo año de ejercicio legal de la LXIII Legislatura.