Al menos un vagón cargado de gas licuado de petróleo y otro con azufre derretido volcaron y se incendiaron. El garaje de una vivienda también se incendió, según las autoridades.

El descarrilamiento de parte de un tren de carga en Pennsylvania provocó incendios en varios vagones y un garaje y obligó a evacuar viviendas cercanas. No se registraron víctimas.

El vocero de CSX, Rob Doolittle, dijo que al menos 32 vagones del tren de carga descarrilaron alrededor de las 5 de la mañana en Hyndman, 160 kilómetros (100 millas) al sureste de Pittsburgh. El convoy, que iba de Chicago a Selkirk, Nueva York, tenía cinco locomotoras y 178 vagones.

Al menos un vagón cargado de gas licuado de petróleo y otro con azufre derretido volcaron y se incendiaron. El garaje de una vivienda también se incendió, según las autoridades.

Añadió que la empresa colaboraba con los socorristas para proteger la seguridad del público y el personal del ferrocarril.

Se desconocían por el momento las causas del accidente.

Los bomberos evacuaron a todos en 800 metros (media milla) a la redonda. La vocera de emergencias Ruth Miller dijo que cientos de personas debieron abandonar sus hogares.

“CSX ofrece disculpas por el impacto de este incidente en los vecinos de Hyndman, y seguirá apoyando a los socorristas y la comunidad”, dijo Doolittle.

Hyndman es una población de menos de 1,000 habitantes cerca del límite con Maryland. Se instaló un refugio en la escuela Hope for Hyndman y se pidió ayuda a la Criz Roja, dijeron el coordinador de emergencias del condado de Bedford, Harry Corley, y el vocero Dan Tobin.

Las llamas seguían activas siete horas después del descarrilamiento, dijo Corley.

“La prioridad de CSX es colaborar con los socorristas y otros funcionarios para proteger la seguridad del público”, dijo Doolittle. “El personal de CSX está en el lugar para ayudar a los socorristas, dar información sobre la carga del tren y asesoría experta sobre accidentes ferroviarios”.