Sin duda muchos estamos convencidos de que el voto es un arma pacífica para alcanzar la libertad o ponerse las cadenas de la esclavitud y la dependencia, si todos, supuestamente, somos hermanos no hay nada que justifique la desigualdad entre los muy pocos ricos y las mayorías desamparadas y empobrecidas, explotadas, engañadas, robadas, así se ha utilizado a los partidos políticos para ser el vínculo para que los poderosos controlen a las bases de millones de pobres y las mantengan en su nivel por medio de la esperanza, y al final de cuentas, vendiendo la desesperanza. Por ello, las masas, “confían más en las personas que en las ideas” y de eso se han aprovechado las mafias que controlan a los partidos políticos y no dejan a las masas manifestarse en lo que quieren, sino en lo que les imponen en la manipulación.

Hoy en día lo que cuenta en el país es la PARTIDOCRACIA, porque al perderse el nacionalismo se crearon partiditos para enjaular a los grupos que no piensan en el cambio sino en su cambio, de jodidos a ricos y dejan de pensar en la ideología para pasar al pragmatismo político, y poder dejar a un lado las ideas y los ideales para brincar de un partido al otro con tal de mantenerse en el poder y en las filas de la mafia de los partidos que controlan la “democracia en el país”. Los partidos son, efectivamente, la red de protección de los grandes intereses ya que sus “dirigentes” se mueven gracias a los pagos que les hacen desde los grandes negocios o por los negocios generados desde y por el poder al USAR LOS BIENES Y LOS FONDOS PÚBLICOS PARA HACER SUS NEGOCIOS PRIVADOS, Y EN ESTE ESQUEMA SE CONSOLIDAN LOS GRUPOS MAFIOSOS REALES, LOS DE LA DELINCUENCIA ORGANIZADA QUE ES UTILIZADA COMO EL CONTROL DE LOS SICARIOS PARA INTIMIDAR A LA SOCIEDAD O A LOS POLÍTICOS y cuando se consolida este esquema, se forja la violencia como una realidad dentro del sistema MAFIOSO, y es por ello que, ante los vacíos de poder, se incrustan los grandes jefes de la mafia y de la política, en el control financiero, empresarial, comercial, en los cuerpos de seguridad, y muchos jóvenes que no ven esperanzas en su futuro solo entienden que se pueden afiliar a esos grupos para imponerse por medio de la violencia y el terror, así surgen, en muchos lados, pequeños grupos que operan como los grupos clientelares de los partidos políticos, y los mafiosos se confunden con las organizaciones sociales, y los políticos, se incrustan en la mafia, y el país está en la violencia y en el terror con miles de asesinados, miles de desaparecidos, huérfanos, viudos y desplazados en una guerra que opera el narcotráfico y que se utiliza para la eliminación o el control de los grupos o dirigentes sociales que se pueden rebelar al control de las mafias de los partidos. Se sustituyó a las brigadas blancas por los sicarios de las mafias, y esto, es también resultado del acomodo que en política opera el poder desde el 68, para sobrevivir… el poder mafioso se mueve por medio de la corrupción y del crimen organizado, y de la corrupción salen los millones de dórales que se requieren para mover la economía y controlar a los grupos mafiosos que controlan el poder.

Muchos son los hablantines que hablan del 68, muchos se presentan como “dirigentes” cuando en la realidad jamás lo han sido, porque no existieron dirigentes, existimos los representantes al CNH de cada escuela, electos por los estudiantes de cada una, y es importante entonces, señalar que después de la represión y de la traición oficial que dio paso al asesinato masivo en Tlatelolco el dos de octubre de 1968, se puede concluir que a los diez días, el día doce de Octubre, las masas estudiantiles impactadas y aterrorizadas por ese crimen, mejor cedieron y ya no se manifestaron, y así, el mismo gobierno pudo influir por medio de los grupos y medios de comunicación a realizar una intensa campaña de desprestigio en contra de muchos representantes y ocuparon a otros para inducirles a generar la idea de que el problema se generaba por los jóvenes y no por la represión del mismo gobierno, y así, en este esquema, se dieron pasos para que dejando la represión masiva utilizada hasta el día 10 de junio del 71, lo que se permitió, es que los grupos de oposición, sin tener forma de actuar, se “refugiaron en algunas universidades públicas”, como Puebla, Sinaloa, Jalisco, Oaxaca, Guerrero, Michoacán, y por medio de los grupos operados por el Partido Comunista Mexicano se apoderaron de la dirigencia de esos centros de educación, haciendo una purga de maestros y utilizando los recursos públicos para fortalecer a sus cuadros por medio de los puestos administrativos y docentes para que se utilizaran a los grupos de estudiantes para las movilizaciones, al igual que se usaron esos mecanismos en la normales rurales, generando así una descomposición política, administrativa y docente de tal suerte que terminaron con la excelencia académica y dieron paso, por medio de sus movimientos y huelgas, a que se fortaleciera la educación privada en el país y así se fueron generando los cuadros políticos formados en la educación privada para ocupar los puestos administrativos y políticos en el gobierno, dando paso a la tecnocracia que, desnacionalizada, ha llevado a la venta de todos los recursos y bienes públicos del país para el beneficio de los grupos privados, utilizando, también, los fondos públicos para hacer sus negocios privados, por ello, muchos “dirigentes” siguen pensando en ocupar los puestos políticos y llegar como burócratas de medio pelo a la administración pública, que contribuyeron a destrozar, por su falta de visión y de acción social. Solo vivieron para sus intereses y sus ambiciones…Esa es la real derrota del 68. La ambición de muchos y la perversidad del gobierno y los políticos involucrados en la matanza del 68.

Sócrates a. Campos Lemus