Jaime Guerrero

Candidatas a Senadoras y Diputadas Federales de Morena, PT, PAN, PRI, acusaron que son objeto de violencia política por parte de colaboradores de candidatos hombres al Senado de la República y por un consejero del Instituto Nacional Electoral (INE).

Las acciones que calificaron como violencia política ya fueron denunciadas ante la Fiscalía Especializada en Delitos Electorales (Fepade).

La denuncia está respaldada por un colectivo de candidatas a cargos de elección popular de los distintos institutos políticos, quienes este lunes firmaron un manifiesto en contra de la violencia política de género.

Y es que por retwittear un mensaje en donde se alude como basura electoral a Susana Harp Iturribarría, candidata al Senado de la República por Morena, el consejero del Instituto Nacional Electoral (INE) en el distrito VIII, Alfredo Brena, fue denunciado ante la Fepade.

El twitter original, publicado en la cuenta @memocrata de Guillermo Pérezpeña, vinculado como colaborador del candidato del PAN-PRD-Movimiento Ciudadano al senado de la República, el ex priista Héctor Pablo Ramírez Puga Leyva, parafrasea a Juan Villoro en donde afirma que “En México hay tres clases de basura: orgánica, inorgánica y electoral”. El texto se hizo acompañar de una foto de Harp Iturribarría.

Más tarde, en otra publicación, el mismo consejero del INE, a través de un mensaje, desdeña la participación política de Harp Iturribarría, al cuestionar su presencia como candidata. “¿Qué va a hacer Susana Harp en el Senado… ¿Cantar?”.

Lo anterior incitó a reacciones violentas y calificativos insultantes en contra de la cantante oaxaqueña.

“Incurren en violencia política quienes causan daños físicos, psicológicos o sexual, en contra de una o varias mujeres o de sus familias para acotar, restringir, suspender e impedir el ejercicio de sus derechos ciudadanos o político electorales. Inducirlas o tomar decisiones en contra de su voluntad”, refirió Harp Iturribarría.

“Estamos hoy unidas. Estamos juntas denunciando esos actos para que al inicio de las campañas termine (la violencia política). Queremos que, así como empezaron de manera presta, así también terminen y podamos ejercer nuestro derecho a la libertad”, completó la también cantante.

En la conferencia estuvieron Perla Woolrich Fernández, candidata del PAN-PRD-MC al Senado; Alejandra García Morlan, candidata a diputada federal plurinominal por la misma coalición; Alejandra Flores, regidora del ayuntamiento de Oaxaca de Juárez; Sofía Castro Ríos, candidata del PRI al Senado; Ludivina Zárate, vocera del candidato al Senado del PRI-PVEM-Nueva Alianza, Raúl Bolaños Cacho Cué, quien arribó al lugar a invitación de Harp Iturribarría, pero García Morlan y Woolrich Fernández, rechazaron su presencia.

No obstante, Harp Iturribarría hizo mención de la solidaridad del ex titular de la Sedesoh.

Castro Ríos rechazó la violencia política contra las mujeres en Oaxaca y el país, destacó que más del 67 por ciento es población indí- gena y, frente a ello, existe un reto en la participación de las mujeres en la política.

Advirtió que no permitirán que los avances legislativos en materia política sean desdeñados y pedirán el respeto de las instituciones hacia las mujeres.

“Hoy la igualdad está mandatada por todos los ordenamientos legislativos en materia electoral y en materia constitucional, y de ninguna manera un personaje que participa políticamente va soslayar la presencia de las mujeres en la vida política del país”, asentó.

Tras la rueda de prensa, dieron a conocer el manifiesto en contra de la violencia política en el que se establece:

1) Repudio a la violencia contra las mujeres.

2) Condena y castigo a quienes incurran en estos actos.

3) Violencia política como asunto del estado.

4) La suma de los medios de comunicación en la lucha contra la violencia política.

5) Las diferencias políticas serán ajenas a su coincidencia por una vida libre de violencia.

6) Acudir a las instancias a denunciar estos actos.

7) Llamar a las instancias de gobierno a mantenerse vigilantes y sancionar.

8) Solidaridad y respaldo a víctimas de violencia política.

9) Cero tolerancia.