Jaime Guerrero

Luego de días negar y desmentir su separación de la candidatura federal en la coalición Por Oaxaca al Frente, este miércoles, Gabriela Olvera Marcial, reculó y por fin confirmó su renuncia a la candidatura a diputada federal por la alianza PANPRD-MC, por el distrito VIII con cabecera en Oaxaca de Juárez.

En conferencia de prensa, atribuyó su renuncia a diferencias políticas con el candidato al Senado de la República de esa misma coalición, Héctor Pablo Ramírez Puga Leyva. Por lo pronto, informó que presentará una denuncia en contra de Ramírez Puga Leyva y personal de Liconsa, por las amenazas en su contra, principalmente por violencia política y por las campañas negras en su contra.

“Hay un fotógrafo que me atacó, pero el particular (de Héctor Pablo) me dijo que no está en la campaña. Que se quedó en Liconsa. Pero yo lo vi en el evento de mujeres. Él fue el más agresivo en sus comentarios”, asestó.

Aun cuando no confirmó si se sumará a la coalición Juntos Haremos Historia, reveló que Luis Alfonso Robles, hijo del candidato a diputado federal del PT, Benjamín Robles Montoya, la buscó para que se sumara a la campaña de su padre.

La aún militante del PRD negó que su renuncia obedezca a prebendas económicas, aun cuando le habrían ofrecido para apoyar otras fuerzas políticas.

De acuerdo con Olvera Marcia, la decisión de renunciar a la candidatura, obedece a que Ramírez Puga Leyva y su equipo de campaña se encargaron de denostarla y amenazarla desde que asumió la candidatura.

“Ellos me quieren tratar como empleada, quieren que me tome fotos con sus aliados, pero en redes sociales me envían mensajes amenazándome que, si no me alineo a su campaña, seguirán con su violencia”, precisó.

Criticó que solo le ofrecieron apoyarla con espectaculares con la condición de aparecer con Luis Murat en su fórmula. “Por qué. No lo sé. Mucho ego.”, criticó.

No obstante, aclaró que solo obtuvo apoyo del ex líder del PRD, Amador Jara Cruz, y la UCD, tribu del Sol Azteca, que la invitó a la campaña como candidata a diputada federal.

Olvera Marcial acusó también que las dirigencias estatal y nacional del PRD no le han brindaron el apoyo necesario y la han dejado caminar sola en su campaña.

La ex dirigente del sector juvenil del PRI criticó que la coalición Por México al Frente permita las ambiciones de abanderados al Senado, cuando ella –como candidata a diputada federal– está arriba en las encuestas, como lo presumió en las redes sociales horas antes de su renuncia y de negar que abandonaría la candidatura a diputada federal por el PAN-PRDMC, situación que este miércoles por fin se confirmó.