Un avión con pasajeros An-148 de la empresa Sarátov chocó en su vuelo desde Moscú a Orsk y no dejó ningún superviviente.

Este domingo partió una nave de la empresa Sarátov del aeródromo de Domodédovo, en Moscú, con 65 pasajeros y seis miembros de tripulación con destino a Orsk, Oremburgo, publica RT.

En dos minutos salió del radar y encontraron los pedazos de la nave con los cuerpos de las víctimas en el distrito de Ramenski, en la región de Moscú.

Las agencias rusas Tass e Interfax reportaron que no hay sobrevivientes, citando a autoridades de seguridad.

Difundieron las primeras imágenes donde muestran pedazos de la nave, e incluso cadáveres, todos semiocultos por la nieve.

El Comité de Investigación de Rusia abrió expediente para determinar lo que sucedió.

Asimismo

La aerolínea Sarátov aclaró que el piloto tenía 5 mil horas de vuelo.