En su primer día de clases, Carlos Antonio Santamaría, “Charlie”, como le dice su papá, espera aprender mucho y estudiar todas las materias que sea posible.

En entrevista con El Universal, Carlos Antonio cuenta que su primer día de clases como el alumno más joven en la historia de la UNAM estuvo “un poco flojito, porque nada más son los horarios”.

Risueño y con sus lentes colgando del cuello, vestido con un pants y una playera deportivos, platica que está contento aunque un poco aburrido.

Este lunes, en la Facultad de Ciencias tomó las clases de Álgebra, Introducción a la Física del Cuerpo Humano y tuvo una reunión para la materia de Metodología de la Física Experimental.

Con su libreta tamaño profesional, una pluma y sentado hasta el frente del salón, Carlos dijo que este primer día fue un poco aburrido puesto que las clases abordaron los métodos de calificación, las asistencias y otras cuestiones que “son un poco aburridas”.

“Lo tedioso que se tiene que ver, pero los próximos días vendrá lo más divertido, que es empezar a aprender”, dijo.