Un total de 17 concesionarios del servicio público, en su modalidad de taxi local, fueron canalizados a la Sevitra porque no han cumplido con las disposiciones legales

SAN ANTONIO DE LA CAL, Oax.- Una unidad de motor de color amarillo, sin placas de circulación y con la nomenclatura alterada 01-1109 TX-CTRO-003, fue el saldo de un operativo al transporte público realizado en la capital oaxaqueña por la Secretaría de Vialidad y Transporte (Sevitra); la unidad prestaba servicio de manera ilegal, por lo que fue puesta a disposición de la autoridad competente.

Así también, 17 taxis fueron canalizados a la Sevitra por no contar con algún documento exigido por la Ley de Transporte del Estado, siendo los concesionarios apercibidos.

El Subsecretario de Control y Regulación del Transporte de la Sevitra, Marcos Fredy Hernández López, puntualizó que estas acciones forman parte del Programa del Reordenamiento al Transporte Público y precisó que estos operativos tienen el objetivo de verificar que las unidades se encuentren en buenas condiciones físicas y mecánicas, así como verificar que cuenten con la póliza de seguro vigente, licencia de conducir y el código QR “de respuesta rápida”, como estrategia para combatir el “pirataje”.

En este sentido, dijo, la Sevitra está efectuando apercibimientos a los concesionarios para que cumplan con la normatividad correspondiente y el Código QR que les permite certeza y seguridad a los concesionarios como a la ciudadanía oaxaqueña.

Con estas acciones, dijo, la Sevitra establece los mecanismos para retirar de circulación las unidades que no se encuentren autorizadas por el titular del Poder Ejecutivo del Estado Oaxaca, mediante una concesión para prestar el servicio público de transporte de pasajero y con ello ofrecer seguridad a las y los usuarios que diariamente utilizan este servicio.

Por ello, las unidades que no cuenten con los documentos o procesos administrativos dentro de la dependencia, que le permitan brindar el servicio, serán aseguradas.

Cabe destacar que por el momento se encuentra vigente la veda que ha sido emitida y signada por el gobernador Alejandro Murat Hinojosa para el otorgamiento de concesiones y permisos.