Jaime Guerrero

Pasadas las elecciones, el precio del litro de la gasolina rebasó este viernes los 20 pesos. De acuerdo con la aplicación gasoapp, el 29 de junio el litro de la Magna se ubicó en los $19.18, el de la Premium en $20.62 y, en el caso del Diesel, en $19.78 en su precio máximo para la capital.

La estación de servicio que registra el costo más alto es la ubicada sobre periférico, del Grupo Gasolineros Unidos Mi Riu S.A de C.V.

En su costo más bajo, para el caso de la capital, la gasolina se estableció en $19.98 la Premium y $18.46 en el caso de la Magna, en la gasolinera ubicada en Avenida Independencia número 100.

Entre el sector gasolinero mexicano hay incertidumbre sobre el comportamiento del gobierno federal frente al incremento internacional. No está claro si van a “suavizar” los costos disminuyendo el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) o mantendrá el gravamen sin variación a la baja.

“Hay que estar alertas y pendientes”, dijo el líder de Empresarios Gasolineros del Estado de Oaxaca (EGEO), José Luis Ballesteros.

Es durante el verano cuando los precios son superiores que en otoño o invierno. “Esta es la primera vez que pasa en México, pero como el gobierno ha estado ajustando el precio al alza pues lo tenía subsidiado, viene un problema adicional que es el seguir el ciclo internacional”, dijo.

Si el gobierno determina seguir la tendencia internacional, la gasolina debería experimentar un incremento netamente estacional para regresar a los precios actuales después del verano. Esto sin contar otros factores como precios del dólar, por ejemplo, indicó.

De acuerdo con las proyecciones realizadas en Estados Unidos, a través del Departamento de Energía, se prevé que éstas llegarán a costar en promedio hasta 2.79 dólares por galón, 37 centavos de dólar más que el año pasado, valores que se pueden trasladar a los productos que exporta.

A corto plazo, para mayo de 2018, se proyecta que el precio del combustible de calidad regular, similar a la Magna, y que es la que México importa de ese país en mayor volumen, aumente en junio y julio a casi tres dólares por galón, para luego mostrar un descenso estacional en los siguientes dos meses.