El noticiario de Ciro Gómez Leyva exhibió anoche a elementos de seguridad estatal saqueado el rancho; hoy, el titular de la SSPO –en el mismo noticiario– responde que dichos elementos están detenidos y puestos a disposición de la Fiscalía

NADIA SANABIA

15 policías estatales de Oaxaca fueron cesados y puestos a disposición de la Fiscalía General de Oaxaca (FGO) por el robo al rancho “La Engorda”, confirmó la mañana de hoy el secretario de Seguridad Pública estatal, Raymundo Tuñón Jáuregui.

 

El rancho, propiedad de Gabriel Pérez y ubicado en las inmediaciones de Tuxtepec (Cuenca del Papaloapan) fue saqueado por 15 policías y un civil a bordo de las patrullas 1884, 1910 y 1914; dichos elementos presuntamente torturaron al velador, se llevaron 60 mil pesos en efectivo, joyas, botellas de whisky, limpiador de piso y hasta tres loros.

 

Los hechos ocurrieron el pasado viernes y en la narrativa oficial se trató de una persecución de policías a ladrones; ayer martes, en el noticiario nocturno de Ciro Gómez Leyva la grabación de cámaras de seguridad exhibió la verdad y desnudó la corrupción que permea en las corporaciones de seguridad estatal, lugar común en las pláticas de la gente.

 

En el noticiero, seguido de la nota de los policías que saquearon “La Engorda”, se dio a conocer una entrevista al responsable de la SSPO.

 

Y es que ayer mismo –horas antes de la exhibición de la grabación–, durante la Tercera Audiencia Pública del gobernador Alejandro Murat en Tuxtepec, periodistas cuenqueños cuestionaron a José Raymundo Tuñón Jáuregui, titular de Seguridad Pública estatal, le pidieron investigar si fueron elementos de su corporación quienes saquearon el rancho La Engorda, y acerca de denuncias de policías estatales que ingresaban a casas sin órdenes de cateo para cometer saqueos.

 

Tuñón Jáuregui invitó al reportero a aportar pruebas.

 

“Si tú tienes pruebas te invito a que las presentes y tomo acciones en contra de las personas que estás señalando. Te invito a ti que tú lo señales, si tienes pruebas…

 

“De repente empiezan esas clases de denuncias anónimas que no se pueden comprobar. Bueno, siempre hemos invitado a la gente que se ha quejado, que ha ventilado, que si tienen pruebas que las saquen”.

 

La narrativa oficial

 

El pasado viernes, medios de Tuxtepec informaron de una balacera que se extendió por varios kilómetros, fue un operativo de policías estatales quienes se enfrentaron contra el grupo armado que saqueó un rancho.

 

Habitantes de Tuxtepec, sin embargo, sabían que ese operativo era falso porque desde hace varios días un grupo de policías estatales estaban robando casas.

 

Un par de horas después de la difusión de la grabación, la fiscalía emitió un comunicado indicando que investigaba “robo, daños y posible abuso de autoridad”, haciendo alusión al reporte televisivo.

 

“Derivado de la noticia que se dio a conocer en medios de comunicación, la Fiscalía General del Estado informa que tiene abierta una carpeta de investigación por el robo, daños y probable abuso de autoridad realizado por presuntos Policías Estatales en un Rancho en Tuxtepec.

 

“Desde el momento en que las víctimas del delito presentaron la denuncia, personal de la Fiscalía General trabaja en la investigación para dar con los responsables del ilícito.

 

“La investigación sigue su curso para dar con los involucrados y llevarlos ante la justicia”.

 

En cuanto a la policía estatal, notificó mediante boletín que había cesado a los presuntos elementos de esa corporación que participaron en el saqueo de “La Engorda” y que coadyuva con las investigaciones de la Fiscalía.

 

“En relación a los hechos ocurridos en un rancho en San Juan Bautista Tuxtepec, municipio de la región del Papaloapan, en el que habrían participado integrantes de la Policía Estatal; la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca (SSPO) informa que coadyuva con la Fiscalía General del Estado en las indagatorias correspondientes, a fin

de fincar o deslindar las responsabilidades que resulten.

 

“Como parte de las acciones tomadas al respecto, el titular de la SSPO, Capitán José Raymundo Tuñón Jáuregui, da a conocer que los elementos presuntamente involucrados fueron cesados, sin fincar en ellos responsabilidad alguna, toda vez que esta determinación compete a la Fiscalía General, al igual que a la Dirección General de Asuntos Internos (DGAI), misma que fue notificada sobre la situación, por lo que ya ha abierto un expediente.

 

“Lo anterior se ha  hecho con el objetivo de evitar que al continuar los policías estatales con el ejercicio de sus funciones, las investigaciones puedan ser obstaculizadas o entorpecidas.

 

“Mientras tanto, la institución colabora de manera activa con la Fiscalía, aportando toda la información y datos que se han requerido hasta el momento, para que a partir de ello se determine con exactitud lo sucedido y de tratarse de conductas ilícitas por parte de los involucrados, se determine lo correspondiente de acuerdo a la Ley y a los procedimientos internos de actuación policial…”

Cabe mencionar que, de acuerdo con los datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, la incidencia delictiva ha aumentado en Oaxaca en comparación con el 2016.